INTRODUCCIÓN

Esta página ha sido realizada por Francisco Javier González Echeverría. Véase perfil del autor.

En diciembre de 2011 decidí crear por primera vez mi propia web para transmitir con mis palabras mis investigaciones sobre Miguel de Villanueva( Miguel Servet), ya que otras webs que comentaban o reproducían algunos de mis trabajos no habían sido realizadas por mí.

Toda nuestra investigación está dirigida a ampliar el conocimiento sobre Miguel y las aportaciones que realizó en su vida. Por ello es importante profundizar en las circunstancias que la rodearon: nacimiento, origen, relaciones familiares, formación cultural, etc. Todos ellos son factores que como en todo ser humano dan lugar al devenir y evolución de sus ideas, inquietudes humanas, sociales, teológicas y científicas.

Creemos que este es el enfoque adecuado para el estudio de Miguel de Villanueva (“Servet”) al que consideramos una figura universal, y que como tal pertenece a toda la humanidad.

Imagen de la historia de la cardiología, primer mural de Diego Rivera (1886-1957) realizado en 1943,  en el Instituto de Cardiología de  México “Ignacio  Chávez”, delegación de Tlapan.

Hace casi  diecisiete años iniciamos un camino que nos llevó  a involucrarnos en una apasionante y dura investigación sobre la vida de Miguel Servet o Miguel de Villanueva. Esta labor requirió de exhaustivas búsquedas en archivos y bibliotecas de muchos países, así como  también debimos establecer contacto con expertos en diversas materias.

Este camino no ha estado exento de  ataques  impresos y verbales hacia nosotros o nuestros descubrimientos.  Como científicos sabemos que toda investigación está sujeta a la revisión y crítica basada en nuevos datos contrastables obtenidos en archivos y bibliotecas. Pero lo que no es científico es criticar con meras opiniones sin presentar bases documentales y sin cotejar con los muchos materiales y obras revisadas para cada descubrimiento, ignorando con  esto que  no hay verdades  cerradas y monolíticas; bien al contrario, el conocimiento debe  ser  abierto y flexible y, por ello, dispuesto a ser revisado y corregido  a  la luz de los nuevos informes.

Así pues los hechos científicos  son los que se basan en las pruebas  reales y no en el número de opiniones.

Todo comenzó  cuando en enero de 1995 se nos encargó preparar unas sesiones sobre parte de la historia de la villa de Sesma  en Navarra. Al no encontrar en los archivos y bibliotecas suficiente información preguntamos entre otros al  párroco del pueblo si sabía dónde podía haber más documentación. El párroco nos comentó que había visto papeles y algún libro en el desván de la casa parroquial  anexa  a la iglesia de Sesma. Subimos a ese frío y polvoriento lugar y allí apilados en el suelo encontramos: libros de anotaciones sobre Sesma, obras del P. Feijoo, documentos inquisitoriales, algún libro de  medicina, el testamento del último responsable del cabildo, el clérigo D. Manuel Ezquerra Barinaga, fechado en 1890. Además  había un Dioscórides  de pequeño tamaño editado en Lyon por el impresor Teobaldo Payen, en latín su apellido Paganus, con fecha en la portada de 1546 y en el colofón 1547.

Realizamos pues la sesión sobre una parte de la villa de Sesma y , después, de esto nos dedicamos a investigar este Dioscórides. Nos ayudo el tener conocimientos de latín y algo de griego ya que pudimos traducir los contenidos y datos personales que contenía esta obra. Además nos pusimos en contacto con la Biblioteca Nacional de Madrid y su experto, el Jefe de  Manuscritos, Incunables y Libros Raros, don  Julián Martín Abad,  nos indicó que  tenía una gran rareza, que la portada era de 1546  y el colofón de 1547. No  estaba catalogado en los repertorios conocidos y el propio experto nos indicó que contactáramos con bibliotecas   de Francia e Inglaterra donde podía haber algún ejemplar  parecido. También nos indicó que contactáramos con la  especialista alemana en impresores lioneses, Sybille Koerner v. Gültingen.

Ese primer libro resultó ser de Miguel Servet (1511-1553) y del que hemos encontrado muchas otras ediciones con otros impresores; pero los primeros que la imprimieron fueron  los hermanos   François y  Jean Frellon en 1543…Desde entonces hemos trabajado en descubrir más obras  perdidas de Miguel, muchas de ellas se señalaban en contratos y en declaraciones de los impresores lioneses.  Entre todos ellos destacamos a Jean Frellon en cuya imprenta Miguel trabajaba como corrector, realizando revisiones enriquecidas de obras. Jean Frellon llamaba a Miguel de Villanueva( Servet)  “ hermano y amigo”. Por todo ello hemos elegido como logotipo de esta página web una de las marcas de imprenta de Jean Frellon, el cangrejo y la polilla y su lema, en latín, matura, cuyo significado es “apresúrate”. Este impresor Jean Frellon quedo tan marcado con la muerte de Miguel Servet   que  a partir  del año de la muerte de Servet, 1553, no imprimió más, quedando solo como editor.

También nos interesamos en los datos sobre su vida a partir del momento en que observamos que en su obra teológica Miguel  Servet empleaba  la lengua hebrea y comentaba fuentes hebreas no impresas entonces. Su hebreo, en opinión de expertos hebreos,  era mediterráneo y diferente al hebreo centroeuropeo, utilizado por importantes hebraístas con los que estará posteriormente hacia 1530.

No fuimos  los primeros en pensar que tal vez Miguel tenía ascendencia judía, aunque la mayoría de los servetólogos negaban esta posibilidad. Decidimos investigar sus ascendentes partiendo del hecho de que  una idea o opinión es solo una hipótesis de trabajo, que no tiene valor, si no es comprobada con datos documentales.  Al investigar dichos antecedentes maternos descubrimos en archivos notariales de Zaragoza protocolos que demostraban que la familia materna de Miguel pertenecía a  la familia judeoconversa de los Zaporta. Por un  protocolo novedoso de su tía Beatriz Conesa Zaporta, supimos que su abuela  materna  Beatriz Zaporta era hermana del importante  mercader ( banquero) Don Gabriel Zaporta. Demostrado ya, en 1999, por primera vez con documentos comprobables el antecedente judeoconverso de Miguel, desde ese mismo momento  creímos necesario revisar todos los datos  existentes  de su vida ya que creíamos que el conocimiento de la vida de Servet planteado por muchos como una verdad sin fisuras debía ser revisado. Así pues estudiamos los datos de “Miguel Servet” y de “Miguel de Villanueva”. Vimos que algunos datos importantes habían sido parcialmente transcritos por algunos servetólogos. Para autentificar la investigación buscamos los  documentos oficiales originales manuscritos sobre su matriculación parisina, su naturalización francesa, su hermano Juan Serveto, séquitos reales de la coronación de Carlos V, declaraciones de Tagault sobra Miguel, notarios judeoconversos zaragozanos apellidados De Villanueva, judeoconversos apellidados De Villanueva en Tudela de Navarra, monjas sijenenses en Tudela, el documento original de la naturalización francesa, completa, de Miguel de  Villanueva, etc.

Finalmente, en marzo de 2011, el resultado de toda nuestra investigación tanto de su vida como de su obra fue impresa en el libro El amor a la verdad. Vida y obra de Miguel Servet, este amor a la verdad que hizo que Miguel  se enfrentara una y otra vez a la intolerancia y a la injusticia. En esta obra  de más de 600 pp. y  1177 notas a pie de página, aparecen  documentos gráficos, algunos  por primera vez ya que pensamos que no es válido ni serio   afirmar que se tiene un documento si este no se muestra. También en esta página web mostramos además de resúmenes de su vida y obra, acompañados de reproducción gráfica de los documentos  encontrados. En los últimos meses (después del libro) encontramos documentos gráficos sobre los fundadores de los jesuitas en la universidad de Paris que también añadimos en esta web (Info. Jesuitas). Nuestro interés es seguir investigando en nuevas fuentes documentales.

 La verdad es que antes de entrar en ese desván nuestro conocimiento de Servet se reducía  a lo que nos enseñaron en la Facultad de Medicina: descubrimiento de la circulación menor de la sangre y algunos datos generales. Hay un episodio que Maite y yo recordamos. Sucedió  hace 30 años, en 1982. Estando de viaje por Francia entramos en la ciudad de Annemasse. Paseábamos por  un parque cuando vimos una estatua en la distancia. Sentimos curiosidad y nos acercamos a ella. Nos sobrecogió y emocionó profundamente ver a Miguel con gesto de sufrimiento, vestido con harapos, en actitud de serena espera…Recordamos también haber comentado: “¡Pobre! Pero ¿cómo le hicieron esto? ¡Si no había hecho nada!…” Aun hoy a Maite y a mi nos emociona recordar esa imagen y lo que sentimos ante ella.

Tal vez sea mejor que cierre esta presentación Miguel con sus palabras, unas de las muchas que nos trasmitió en sus escritos y que tal vez si la humanidad las retomara y aplicara muchos de los conflictos que nos asolan se resolverían pacíficamente y aprenderíamos a tolerar lo diferente y las diferentes opiniones.

"Propio de la condición humana es la enfermedad de  creer al resto impostores e impíos y no a nosotros mismos, porque nadie reconoce sus propios errores […] Si hay  que condenar a todo el que yerre en un punto particular entonces habría  que quemar a todos los mortales mil veces. Los Apóstoles y el propio Lutero se han equivocado […] Si yo  he tomado la palabra, por la razón que sea, ha sido porque me parece grave matar a los hombres, bajo pretexto que se  equivocan en la interpretación de algún punto, puesto que sabemos que hasta los elegidos no están exentos de caer en algún error".