DOCUMENTOS DE LOS JESUITAS Y DE MIGUEL DE VILLANUEVA(SERVET) EN EL REGISTRO DE LA UNIVERSIDAD DE PARIS


Presentamos documentos en los que aparecen  cinco de los seis primeros jesuitas y además el fundador de la Compañía de Jesús

En  octubre y noviembre de 2011 , revisando el manuscrito latino donde figuraba Miguel Villanueva registrado , es decir entre los diversos manuscritos  del Acta rectoria universitatis Parisiensis, se constató la presencia, no solo de Miguel de Villanueva sino de otros personajes notables, la mayoría españoles,  tales como :

 

Fig.1 El señor  Ignacio de Loyola, de la diócesis de Pamplona (Dominus Ignatius de Loyola dioec. Pampilonensis) en el año 1534, dentro de los que comenzaban (incipientium) en ese año  de 1534 nuevos estudios,  en este caso de Teología tal y como lo consignó el escribano de la universidad de París, en este caso  en letra humanística, pero cursiva.

 

 

Fig.2 En la segunda columna, en el año de 1536, aparece  el “maestro”   Francisco de Javier(magistro Francisco Xabiere), el  futuro san Francisco de Javier, patrono de Navarra. También leemos :Dominus Nicolaus  alphonses de bobadylla Palletine dioec. incepturus sub mag[ist]tro francisco xabiere. (Señor Nicolás Alfonso de Bobadilla, de la diócesis de Palencia, que comenzará con el maestro Francisco de  Javier). Sabemos que más tarde Bobadilla enfermerá  y será sustituido  para su viaje misionero a  India por  Francisco de Javier.

Está manuscrita en letra humanística redonda, realizada por otro escribano parisino diferente del anterior  escribano  de la fig.1.

 

 

Fig.3.  Figura a mayor detalle ese mismo folio , donde aparecen:

-el futuro san Francisco de  Javier,  en dos ocasiones, como “maestro” , señalado con flechas azules, pero que el escribano parisino ha copiado en dos versiones, manuscritas , diferentes: magistro Francisco Xabiere y magistro Francisco de Chamer ,ya que el escribiente francés interpretaba los apellidos  y lugares, tal y como le sonaban en sus oídos y podían desfigurarlos, como sucede aquí,  y no solo en este caso pues también lo vemos en las diócesis.

-En esa misma página, en esa misma  segunda columna, en las tres primeras líneas, leemos : Dominus alphrusius salueon, tortane[toletanae] dioc. incepturus  sub magistro francisco de chamer ( El señor Alfonso Salmerón ( flecha roja), de la diócesis de Toledo, comenzará con el maestro Francisco de Javier).  Así los futuros  jesuitas Salmerón y   Nicolás Alfonso de Bobadilla están de alumnos  con  nuestro maestro, Francisco de Javier. 

-También figuran , en esa segunda columna, los compañeros , también,  futuros  jesuitas, Pedro Fabro(Faber (flecha roja)saboyano, de la “diócesis ginebrina”, que “comenzará con el maestro Juan de la Peña” .

-Juan de la Peña(flecha negra), profesor español en París fue, anteriormente , profesor de Ignacio de Loyola y de  Francisco  de Javier.

-Nicolas Alonso de Bobadilla (flecha roja), aparece como alumno de Francisco de Javier (como ya hemos explicado anteriormente).

- Podemos ver también al portugués Simón Rodrigues ( flecha roja) ( Simon Rodoricus) que estudiará con otro  maestro. Simón Rodrígues estuvo con Francisco de Javier en Roma y en Lisboa

 

 

- De tal manera que en esta sección de  un folio( fig.3),   vemos a  futuros jesuitas señalados con flechas rojas (Alfonso Salmerón, Nicólas Alfonso-  o Alonso- de Bobadilla, el portugués Simón   Rodrigues y  el saboyano  Pedro Fabro) y, además, al quinto jesuita, el navarro, Francisco  de Javier que se le conocerá posteriormente por san Francisco de Javier, con flechas azules, señalado como “maestro” o  regente, que le permitía enseñar a otros estudiantes;  solo falta  en este manuscrito el sexto de los seis primeros jesuitas, el español  Diego Laínez .

- Y en la figura 1  hemos visto a su fundador Ignacio de Loyola, futuro san Ignacio de Loyola

Miguel de Villanueva está de estudiante, previamente, en París en los años 1533 y 1534, donde faltará a una cita con Juan Calvino ( según refiere el propio Calvino, aunque no se ha podido comprobar). Posteriormente  en 1536 consta, de nuevo, su presencia parisina por el prólogo de la Defensa contra Leonardo Fuchs (Apologia), donde cita a algún profesor y alumno del  colegio parisino de Beauvais, en el que enseñó como  profesor de Filosofía san  Francisco de Javier.

En conclusión en este manuscrito de París aparecen: